Para finalizar con la serie de artículos referentes a Equipos Reales, hoy nos toca la última de sus características: la responsabilidad compartida.

Esta es, desde mi perspectiva, una de las distinciones más importante entre un grupo de personas y un equipo de personas. Haciendo referencia a Patrick Lencioni1, la responsabilidad compartida implica solidaridad y esfuerzos compartidos de parte de los miembros de un equipo real.

Los miembros de un equipo real pasan más horas trabajando en cuestiones compartidas y en conjunto que el tiempo que pasan trabajando, solos y enfocados, en sus areas formales de responsabilidad.

Inclusive en un grado más desafiante, los miembros de un equipo real se aventuran a discusiones incómodas y difíciles, tratando temas escabrosos como lo son los reclamos por el no cumplimiento de compromisos y por hábitos que no colaboran a que el equipo alcance su objetivo.

Acerca de los compromisos y la responsabilidad compartida

Personalmente siento una especial atracción por el significado de los compromisos, las promesas y las elecciones, y el papel que estas juegan con respecto a la responsabilidad y la confianza.

Para mi, la responsabilidad compartida dentro de un equipo real está basada en:

  1. las promesas que nos hacemos entre los miembros,
  2. el grado de responsabilidad que cada uno asume frente a ellas y
  3. la libertad y transparencia que tenemos para hacernos reclamos frente al no cumplimiento de estas promesas.

Dicho de otra manera: si yo me comprometo a hacer algo (efectúo una promesa, contraigo un compromiso) y luego no lo hago (no cumplo la promesa), los miembros del equipo se sienten habilitados a efectuar su reclamo frente a mi no cumplimiento.

Cuando no estamos habilitados a efectuar reclamos o hacer notar la falta de cumplimiento de compromisos, es cuando el equipo comienza a perder noción de un objetivo común y de una responsabilidad compartida con respecto a ese objetivo.

Un único responsable

En repetidas ocaciones me he encontrado y me sigo encontrando frente a la noción del management tradicional que determina que debe existir un único responsable. Personalmente, creo que esta noción es la más cómoda desde el punto de vista del gerente: solo tiene que apuntar a una persona y culparla si las cosas no salen bien. Pero la veo como una práctica nociva para el equipo: siendo que hay un único responsable, entonces esa responsabilidad no es de ninguno de los miembros restantes.

Tweet!

El concepto del “único responsable” le quita responsabilidad al resto del equipo.
 
   

Particularmente, he visto un patrón repetitivo en las organizaciones con las que me ha tocado trabajar: mientras más prácticas basadas en el control, el castigo y la manipulación existen en una organización, más importancia se le da al concepto de único responsable.

Me animaría a decir que la finalidad de que exista un único responsable responde a la necesidad de tener alguien a quien echarle la culpa, no a la necesidad de que las cosas salgan bien.

Tweet!

Un “único” responsable responde a la necesidad de tener alguien a quien echarle la culpa, no a la necesidad de que las cosas salgan bien.
 
   
Un par de preguntas poderosas
  • ¿Cómo describirías la solidaridad que existe en tu equipo de trabajo?
  • Si pudieras calificar del 1 al 10 el nivel de esfuerzo conjunto y compartido que existe dentro de tu equipo ¿Qué calificación le pondrías? ¿Por qué?
  • ¿Qué influencia o responsabilidad tienes tu en esa calificación?
  • ¿Qué puede hacer para incrementarla? ¿Qué está faltando para ser un 10?
  • ¿Qué relación tienen los miembros de tu equipo con la responsabilidad?
  • ¿Qué tipos de espacio dentro del día a día dan lugar al reclamo a los otros miembros del equipo?
  • ¿Qué tan bien o mal visto está el reclamo dentro del equipo?
  • ¿A qué crees que se debe?
  • ¿Qué estaría necesitando el equipo para que el reclamo sea una herramienta positiva?

Fotografía: Cinchada by rundont.walk @ Flickr



Referencias

1. Lencioni, P., Las cinco disfunciones de un equipo, 2002


Dime lo que piensas. Por favor, deja un comentario más adelante (y luego dale click a ese botón de 'Me gusta'!)

Seguir leyendo


Comentarios

comments powered by Disqus