30-Nov-2013 | Tiempo de lectura aproximado: 3 mins. 32 secs.

Yo estoy en lo cierto

Publicado en:
Coaching Más Productivos

En el post pasado dejé planteada mi visión de que cada uno de nosotros ve el mundo según sus modelos mentales. Que cada uno tenga sus supuestos, opiniones, interpretaciones, inferencias, etc. no tiene nada de malo. Lo malo aparece cuando las personas creen que su forma de ver las cosas es la única correcta, o lo que es lo mismo, que está en lo cierto. Estas personas van por la vida con la pretensión arrogante de creerse dueños de la verdad. Quien vive sumergido en el paradigma de “yo estoy en lo cierto” pasa gran parte de su tiempo preocupado por hacerles notar a aquellos que no ven el mundo tal cual lo ve él, lo equivocados que están.

Mis opiniones negativas o descalificadoras hacia los puntos de vista diferentes de los míos, no son ni más ni menos que los mecanismos de defensa de mi modelo mental. Y esos otros, los que están equivocados, ahora son exponentes del error. Humberto Maturana1 mencionaba que cuando aparecen personas equivocadas, es también cuando aparece el odio por sobre el amor. ¿Y cómo hago para preservar el amor? Maturana te recuerda que no importa lo que hayan dicho mientras seas consciente que “todo lo dicho es dicho por alguien”.

Tweet!

Convencer al otro de tus razones, no te da la razón
 
   

Pero, ¡realmente es así!

A esta altura del blog debes imaginarte, aproximadamente, por dónde viene la cosa. Si tuviera que elegir una frase que resuma todo lo previo, sería así: no somos capaces de percibir la realidad tal cuál es, cada uno de nosotros hacemos lo que podemos y vivimos en nuestra propia realidad.

Ahora, esta visión parece chocar con esas frases que varias veces debes haber escuchado, por ejemplo, cuando un compañero de trabajo te dice “No, así no vas a lograr nada, realmente debes decirle a Juan que te ayude”, o “esto es todo muy lindo en la teoría, pero en la realidad no funciona”. La palabra realmente o la referencia a la realidad, cuando queremos expresar nuestro punto de vista, es un recurso retórico, dicen Maturana y Varela, que llama a la obediencia del otro, para que, quien ve las cosas de una forma diferente a nosotros, deje de hacerlo y adopte nuestro modelo mental. Lo podemos ver cuando un gerente le dice a los trabajadores que ha hablado con el cliente y realmente hay que entregar los cambios para el lunes, en vez de reconocer que no tuvo la capacidad de negociar otra fecha o que lo que él quiere es que se entregue el lunes mismo. Lo vemos cuando un trabajador dice que realmente es imposible hacer algo para una determinada fecha, en vez de decir que él no ve la manera de lograrlo. Yo particularmente lo veo en los talleres de Scrum, cuando algún asistente dice que, en su trabajo, realmente no se puede trabajar así, en vez de decir que él no encuentra la manera de generar el cambio cultural que ello implica.

Tweet!

Argumentar referenciando a 'la realidad', es un recurso retórico, para que el otro adopte nuestro modelo mental
 
   

Cuando alguien no opina igual que tú, ¿qué camino eliges? ¿Te preocupas por que entienda lo equivocado que está o aceptas que los otros vean las cosas según sus modelos mentales? ¿Te preocupas por explorar otras alternativas a la forma en la que tu ves el mundo?

Con respecto al equipo con el que trabajas, ¿Se dan situaciones donde los miembros discuten para ver quién es el que tiene la razón? ¿Qué sucede en esas conversaciones? ¿Cuál es la emoción que las domina? Estas preguntas te servirán para generar un contexto más inclusivo, o al menos identificar qué tan inclusivo es el contexto en el que estás trabajando.



Referencias

1. H. Maturana & F. Varela, El Árbol del Conocimiento, Lumen, 1984


Dime lo que piensas. Por favor, deja un comentario más adelante (y luego dale click a ese botón de 'Me gusta'!)

Seguir leyendo


Comentarios

comments powered by Disqus